La Leyenda de Verónica

>> martes, 25 de marzo de 2008

Hoy toca una de... Leyendas Urbanas. *Verónica*
Hay muchas leyendas urbanas, y de cada una de ellas, muchas versiones. Ése es el caso de la historia de hoy, "Verónica". Hay muchas versiones pero la que os traigo hoy, es la más extendida. A continuación pongo el texto de la historia... pero si lo prefieres, puedes escucharla dándole al play del reproductor siguiente o accediendo directamente a la dirección indicada.

Escucha la historia:
Audio:

* Si no puedes ver el reproductor, puedes escucharla en http://www.dequeparlem.net/Audios/Veronica.mp3

------------

Vanessa, es una joven de Gijón que estudia Terapia ocupacional en la Universidad de Talavera. Junto con otras dos chicas alquiló un piso en la calle de los Templarios para que los gastos fueran menores.
Durante el tercer curso, Vanessa suspendió dos asignaturas y sus padres le enviaron el mes de agosto para estudiar. Una noche de verano en la que estaba sola, cuatro golpes secos sonaron en la puerta. Vanessa creyó que se trataba de algún amigo con el que salir a tomarse unas copas, pero se trataba de una niña de alrededor de siete años.

La niña, de hermosos tirabuzones rubios y grandes ojos castaños miró a Vanessa y le dijo que se había perdido. Vanessa le dejó entrar, le preparó un vaso de leche y le dijo que iban a ir a la policía. Verónica le rogó que no lo hiciera esa noche pues tenía mucho sueño y quería dormir. Vanessa accedió y le preparó la cama. Por la mañana temprano cuando Vanessa iba a llevarla a la policía, entró en el cuarto y vió que la niña, llamada Verónica, no estaba.

Un año después en idéntica situación, la niña volvió a aparecer. Parecía que no había crecido nada. De nuevo Vanessa le preparó la cena y le dejó dormir pero al día siguiente Verónica volvió a desaparecer sin dejar rastro. Vanessa fue a la policía y dió todos los datos de la chiquilla para si había denuncias pero ni nadie había reclamado una desaparición.

Tras dar muchas vueltas, Vanessa llegó al Hospital de San Prudencio. Un hospicio para niños y niñas huérfanos. Allí la madre Sonsoles, le explicó que no tenían ninguna niña de esas características. Justo cuando se disponía a salir Vanessa del lugar, otra monja llegó con un calendario de dos cursos atrás. Allí estaba la foto de Verónica, tal y como Vanessa le había visto. - Sí ¡es ella! - gritó. Las dos monjas se miraron extrañadas - Verónica murió hace dos años.

Aquella noche, cuatro golpes secos sonaron en la puerta de Vanessa. La muchacha observó por la mirilla de la puerta. Allí estaba de nuevo Verónica, con los brazos cruzados y cara muy enfadada. - Has tardado mucho en abrirme, tengo hambre y sueño - Dijo la niña. Vanessa aterrada preparó todo como lo había hecho habitualmente. Cuando acostó a Verónica no pudo soportar el terror y entró despacio a su habitación. La niña estaba totalmente arropada. Vanessa retiró la sábana y bajo ella, como un suspiro el cuerpo de Verónica se desvaneció en una nube.

Sobre la almohada, con letra infantil y varias faltas había una nota "Gracias por la leche y los dulces, ahora tengo que irme a llevar al infierno a las otras tres chicas que no me dejaron entrar a sus casas."

¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

Lucía 26 de marzo de 2008, 16:25  

Qué mal rollo de historia ...

Yo no la había escuchado nunca!!

Getzsemane 26 de marzo de 2008, 20:58  

Wojojoy, te he nominado a un memé-juego en mi blog.
Pásate y hazlo si te apetece ^.^

miguel angelo 5 de noviembre de 2008, 1:58  

Puse un video de la leyenda de veronica en mi blog y pues creo que hay varias historias entorno a esta leyenda asi que yo no me atreveria a pronunciar su nombre.
http://videossentidos.blogspot.com/

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitantes del Blog

  © Blogger templates Shiny by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP